Washington Sassi

Actores / 1 julio, 2019 / María Varela

¿Cómo fueron tus comienzos en el teatro?

Yo siempre había soñado con ser actor. Pero nunca se había dado esa posibilidad hasta que, estando en Preparatorios Nocturno,  allá por el año 1966, a un bedel se le ocurrió  formar un equipo de trabajo de Artes Escénicas y por supuesto enseguida me anoté, lamentablemente duró poco tiempo. Pero yo ya no dejaría aquello que tanto había esperado.  Intenté ingresar a la Emad, Escuela Multidisciplinaria de Arte Dramático, pero los horarios no me lo permitieron, yo trabajaba.  Así que luego de dar vueltas por varios grupos experimentales llegué a la Escuela de La Máscara y ahí, me quedé por tres años. Al finalizar esa etapa, y después de algún trabajo en la Institución empecé con una obra para niños que estrenáramos en la sala 18 de EL Galpón.  Era el año 1973.

Actor, director, docente teatral y presidente de F.U.T.I (Federación Uruguaya de Teatros Independientes). ¿Cuántos años hace que desempeñás todos estos roles?

Como actor estoy ejerciendo desde 1968  porque antes de entrar a La Máscara integré Grupo 68 bajo la dirección de Carlos Aguilera.  Como director de teatro, por el impulso que me diera Hugo Bardallo,  desde 1980; como docente empecé en el año 1984  habiendo ingresado a la enseñanza pública, adultos,  cárceles, menores infractores  y primaria, en 1992 hasta 2015. Y presidente de Futi de 1999 hasta la fecha. Lo que significa una responsabilidad muy grande.

¿Cuáles son los principales desafíos que tiene hoy la FUTI?

Los desafíos que tiene la Futi  en estos momentos es seguir trabajando para no perder los logros ya obtenidos, y  recientemente seguir trabajando para que sea aprobada en parlamento la Ley Nacional de Teatro Independiente, ley fundamental para la subsistencia de esta rama del arte que durante más de 70 años ha contribuido a la democratización y reconocimiento de la cultura. Y Luego de su aprobación habrá que seguir para lograr su financiación y un justo reparto de los recursos, con los que se verán beneficiadas las instituí iones y grupos nucleados en Futi y en Ati, Asociación Teatros del Interior, y todos aquellos independientes  -independientes que no están organizados-  pero que contarán con el apoyo  de nuestro Sindicato

¿En qué se diferencian los actores de otros trabajadores?

L a  diferencia entre los trabajadores está dada por la tarea que se desempeña  pero en nuestro caso pasa por la falta de reconocimiento  aún de  la sociedad  incluyendo la gente común y algunas autoridades. ” ¿Sos actor? ¡Qué bueno! ¿Y en qué trabajás? “SER ACTOR ES UN TRABAJO”. Ojalá pronto cambie definitivamente esto.

¿Hay cada vez más conciencia de los artistas con respecto de su propia condición de trabajadores?

Creo que muchos de nosotros contribuimos a que pase lo anterior. No todos hemos entendido lo que significa ser un trabajador de la cultura. Que tenemos derechos por los que hay que pelear pero que también tenemos obligaciones, que debemos cumplir según acuerdos establecidos. No somos seres sobrenaturales y  que por ser artistas estamos exonerados y podemos y debemos hacer las cosas como se nos dé la gana. Creo que todavía queda un proceso de adaptación. Una vez superado el mismo podemos seguir peleando de igual a igual por lo que nos pertenece. Y sobre todo si comprendemos que lo importante es el colectivo y que el colectivo es la fuerza, no las individualidades-.

¿Tenés algún proyecto artístico este año?

En cuanto a los proyectos para este año, sigo con Teatro Para todos haciendo teatro para niños y si podemos, en primavera, vamos a estrenar otra obra. Y para adultos este año nuevamente estoy en una  propuesta de El Tinglado, escrita y dirigida por José María Novo, que estamos seguros será otro éxito de impacto en la temporada teatral 2019.

Comentarios