LIBRE

Tres rostros

  • Inicio: 11/07/2019
No hay funciones disponibles.

Irán, 2018

Dirección: Jafar Panahi

Guión: Jafar Panahi, Nader Saeivar. Fotografía: Amin Jaferi. Producción: Jafar Panahi Film Productions. Elenco: Jafar Panahi, Behnaz Jaffari, Maedeh Erteghaei, Narges Delaram, Marziyeh Rezaei.

Duración: 100 minutos

Formato: digital

El propio director Jafar Panahi y la veterana actriz Behnaz Jafari (ambos interpretándose a sí mismos) viajan a Azerbaiyán, región iraní de habla turca, en una búsqueda para encontrar a Marziyeh (Marziyeh Rezaei) quien le envió a Behnaz un mensaje de video desesperado en el que plantea su suicidio. Lo que en principio parecería el guión de una película de suspenso se va convirtiendo de a poco en una reflexión sobre los valores de las tradiciones sofocantes en pueblos remotos, así como sobre el poder de las redes sociales.
Cuarto largometraje de Panahi desde que se le prohibió oficialmente dirigir películas por las autoridades iraníes (las que, por cierto, están más bien haciendo la vista gorda), resuenan ecos del difunto Abbas Kiarostami en este primer trabajo del cineasta tras la muerte de aquel mentor suyo. Los diálogos entre actriz y director durante el viaje a través de áridos paisajes, recuerdan la tensión y el desencanto que provocaba el conductor de El sabor de las cerezas, y la inmersión costumbrista en la aldea a la que llegan, abordada desde el humor mediante una serie de personajes por lo menos excéntricos, parecen una actualización de El viento nos llevará.
Si esas pinceladas costumbristas pueden distraer al espectador de la línea principal de la historia planteada al comienzo, ésta vuelve a irrumpir con fuerza para liberar una denuncia feroz sobre la situación del cine iraní actual. Suicidio o no, la importancia del enigma pasa a un segundo plano en el momento en el que el encuentro de las tres caras del título tiene lugar. Son tres actrices en lucha contra el poder: las de antes de 1979, castigadas, repudiadas y marginadas hoy; las actuales, con el deber de hacer frente a unas condiciones asfixiantes para la creatividad y la expresión, y las futuras, en una situación incluso más delicada para poder prosperar en su arte. Panahi sigue siendo uno de los cineastas más interesantes de hoy.

Comentarios