LIBRE

Las siamesas

  • Inicio: 21/07/2022
No hay funciones disponibles.

Argentina, 2020

Dirección: Paula Hernández

Guión: Paula Hernández, Leonel D’Agostino. Cuento: Guillermo Saccomano. Fotografía: Iván Gierasinchuk. Música: Ulises Conti. Producción: Tarea Fina. Elenco: Rita Cortese, Valeria Lois, Sergio Prina.

Duración: 80 minutos

Una madre veterana y su hija, ya madura, emprenden un viaje en ómnibus desde su Junín natal hasta la localidad de Costa Bonita, en Necochea, para ver unos departamentos que el fallecido padre de la mujer menor les dejó en herencia. Todo viaje es un viaje de descubrimientos, y éste servirá para sacar a relucir las complejas relaciones entre las dos mujeres que el título simboliza en la referencia al carácter de siamesas.
La relación entre madre e hija es conflictiva. La madre es una señora avinagrada, impertinente, entrometida, desconfiada. Es especialmente venenosa, tóxica, castradora: sus quejas, sus exigencias, sus cuitas falsas, sus manipulaciones, han impedido la emancipación de su hija, frenado sus proyectos, estorbado sus ilusiones vitales y laborales, manteniéndola atrapada por el afecto y las convenciones.
La hija, además de víctima de los malos humores de la mamá, es un modelo de infinita paciencia. Pero las dos tienen algo en común: la rara dependencia, esa necesidad simbiótica de permanecer juntas; más extraña aún en el caso de la menor que se ve secuestrada en todo momento por la mujer mayor y sus innumerables subterfugios, a cual más impropio y tosco.
La directora Paula Hernández apela a un ritmo pausado, un tanto claustrofóbico, persiguiendo una sensación de enclaustramiento para la cual el espacio cerrado y estrecho del ómnibus le resulta muy adecuado, y que de alguna manera remite al carácter de prisión y encierro que caracteriza a la relación de las dos mujeres. Todo suma para conseguir ese efecto de asfixia física y moral que solo se rompe al final, cuando se produce un incidente externo y un estallido debido a la tensión acumulada.
Basada en el cuento homónimo de Guillermo Saccomano, con el cual se toma varias libertades, la película encuentra su mejor carta en el notable trabajo actoral de sus dos mujeres. La química entre ambas es instantánea. Cortese compone muy bien a esa mujer desencantada y resentida y Valeria Lois lleva adelante una actuación extraordinaria en ese tremendo viaje exterior e interior que emprenden. Clota y Estela, esas dos mujeres «pegadas», siamesas, encerradas, interpelan a su público de una manera incómoda y hasta perturbadora. Esas dos presencias femeninas son la real justificación de la película.

Comentarios