Cinemateca: Mayo, mes de los derechos humanos

Institucional / 30 abril, 2021 /

Cinemateca Uruguaya continúa acompañándolos por la pantalla de TV Ciudad todos los viernes, domingo y lunes.

Durante el mes de mayo, todos los lunes a las 23 h, llega un ciclo de cine sobre derechos humanos, en el que se podrán ver los siguientes títulos.

 

LUNES 3

El edificio de los chilenos, de Macarena Aguiló.

A fines de los años setenta, los militantes del MIR exiliados en Europa regresaron a Chile a luchar clandestinamente contra la dictadura. Muchos tenían hijos que no podrían llevar con ellos. Para esos hijos nació el Proyecto Hogares, un espacio de vida comunitaria que reunió cerca de 60 niños que fueron cuidados por los llamados Padres Sociales. Aguiló fue uno de esos niños del proyecto que, primero en Bélgica y luego en Cuba, vivieron en un entorno amigable con sus nuevos hermanos, pero con la ausencia y la incertidumbre sobre la suerte de su familia biológica. El documental recoge el testimonio de esos hijos, y también interpela a los padres que en sus dichos y en sus silencios hablan a las claras del pensamiento de toda una generación, que, en el acierto o en el error, luchaban por darle a sus hijos “un país mejor”. La directora se apoya además en buenos materiales de archivo para lograr un documental a la vez removedor y de gran valor histórico. El crítico uruguayo Jorge Ruffinelli ha escrito acerca del film: “En una secuencia ciertamente enigmática, Macarena reúne todas las cartas que sus padres le enviaron a lo largo de los años, se las regala a su madre: es la devolución de tantas palabras que nunca lograron sustituir la ausencia. De algún modo, El edificio de los chilenos también es una devolución. Es una ‘carta’ cinematográfica que una de aquellas niñas, hoy adulta, nos entrega a toda una generación cegada por el idealismo. La película es un aporte documental importante a la historia, pero ante todo implica un deseo de comunicación. En una secuencia, una niña reflexiona sobre por qué los adultos jamás toman en serio sus reflexiones o sus consejos. Esta vez es preciso escuchar y ver —y aceptar— con oídos y ojos bien abiertos”.

 

LUNES 10

Cuatreros, de Albertina Carri.

El punto de partida de Cuatreros fue la intención original de realizar una película sobre Isidro Velázquez, el último gauchillo alzado de la Argentina, basándose en un libro de Roberto Carri (el padre de la directora, desaparecido durante la dictadura) publicado en el año 1968, el cual planteaba que la violencia ejercida por Velázquez no era tanto una forma primitiva de rebeldía, sino una especie de política de acción. Sin un guion fijo, la directora se basa en un enorme material de archivo cinematográfico, que abarca desde 1920 hasta 1983 aproximadamente, para construir una película inclasificable, que al igual que la anterior y excelente Los Rubios (2003) se mantiene en una frontera entre el documental y la ficción. Esto le permite a Carri construir un film ensayo, utilizando una verborrágica voz en off y dividiendo la pantalla hasta en cinco cuadros, donde la historia pública se vuelve una con la historia personal de la realizadora. A la hora de definirla, Carri puede decir que se trata de “Una road movie sin viaje” que la lleva del Chaco a Cuba, o algo que es muchas cosas a la vez: “una pequeña novela, un documental, una ficción, una película de archivo que incluye historietas e imágenes de una videoinstalación… decidí exponer esos viajes erráticos e infructuosos con la historia de Isidro. Es sobre un viaje y el recuerdo y sobre cómo se convive con esa memoria memoriosa.”

 

LUNES 17

La casa de Argüello, de Valentina Llorens.

El fortuito hallazgo de los huesos de Sebastián Llorens y Diana Triay, desaparecidos en la última dictadura militar argentina, reabre una herida que parecía cerrada. Este hecho nos permitirá conocer la historia de la familia Llorens, marcada por la crónica política del país, a través de cuatro generaciones de mujeres. El origen de La casa de Argüello se remonta al año 2000, cuando Valentina Llorens comienza a filmar su vida, en permanente cambio, y a su abuela Nelly, la mujer culta y curiosa que la crio, y referente de las Madres de mayo. Pero la película intermitente devino en responsabilidad cuando ese azar, que según Julio Cortázar “hace tan bien las cosas”, quiso que en 2013 aparecieran los restos de sus tíos. Ese suceso propició el reencuentro con la madre ausente y el inicio de un delicado y honesto trabajo de análisis y reconstrucción familiar. Este documental autobiográfico pone de manifiesto que —conviene asumirlo— no hay división alguna entre intimidad y política, de ahí que resulte no solo hipnótica sino también necesaria esta inmersión en su propia identidad, en la restauración de la memoria, la militancia, los silencios que deja el paso del tiempo y las marcas de la historia argentina.

 

LUNES 24

Estados clandestinos: un capítulo uruguayo de la Operación Cóndor, de Marc Iglesias y Paula Monteiro.

A partir de los testimonios de supervivientes e hijos de desaparecidos, Estados clandestinos narra la historia de un grupo de militantes uruguayos que, en el año 1976, fueron secuestrados en Argentina por comandos de la coordinación represiva rioplatense y trasladados ilegalmente a Uruguay. Según el testimonio de uno de esos militantes, “acá la dictadura fue un fenómeno de clase […], se utilizó para renovar el Uruguay, para desmontar todas las conquistas sociales que se habían logrado”. Esta frase podría resumir la esencia de la película, convertida ya en herramienta fundamental para profundizar en nuestra memoria histórica. Paula Monteiro y Marc Iglesias invirtieron diez años en su realización. Durante ese tiempo de investigación profunda, obtuvieron valiosas fuentes de archivo audiovisual y recabaron numerosas declaraciones de un nutrido grupo de testigos de primera mano que reflexionan sobre el objeto final de la dictadura, y rememoran no solo los hechos históricos, sino también el inframundo establecido en los centros de detención donde se llegó a asentar un clima de orgía del horror cristalizado en torturas, violaciones, agresiones y humillaciones persistentes. Ganador del Premio Dereitos Humanos en la 31.ª edición del Festival Cineuropa de Santiago de Compostela, Estados clandestinos deviene en documento imprescindible para conocer un siniestro episodio de nuestra historia reciente.

 

LUNES 31

El futuro es nuestro, de Ernesto Ardito y Virna Molina.

En 1976, un grupo de adolescentes, estudiantes del Colegio Nacional de Buenos Aires, el más antiguo y prestigioso del país, son secuestrados por las fuerzas armadas al servicio de la dictadura militar argentina. Todos tenían entre 15 y 19 años y militaban en la Unión de Estudiantes Secundarios. Este documental reconstruye la historia de estos jóvenes cuya vida fue tan abruptamente truncada: sus días de amor, amistad, militancia, su exposición al peligro. Algunos de ellos lograron exiliarse, otros, hasta hoy, integran la nómina de los desaparecidos.

La programación del mes la completan:

 


 

DOMINGO 2, 22 h

La vida de alguien, de Ezequiel Acuña.

 

 

 

 


 


VIERNES 7, 22 h

Azul el mar, de Sabrina Moreno.

 

 

 

 

 

DOMINGO 9, 22 h

Con el viento, de Meritxel Colell.

 

 

 

 


 

 

VIERNES 14, 22 h

Charco, de Julian Chalde.

 

 

 


 

DOMINGO 16, 22 h

Garage Olimpo, de Marco Becáis.

 

 

 

 


 

VIERNES 21, 22 h

Cómo funcionan casi todas las cosas, de Fernando Salem.

 

 

 


 

DOMINGO 23, 22 h

La utilidad de un revistero, de Adriano Salgado.

 

 

 


 

VIERNES 28, 22 h

Praça Paris, de Lucia Murat.

 

 

 

 


 

DOMINGO 30, 22 h

Sinfonía para Ana, de Ernesto Ardito y Virna Molina.

 

 

 

 

Toda las novedades de Cinemateca encontralas en nuestro sitio web www.cinemateca.org.uy y para estar en contacto seguinos en twitter CinematecaURU o en Instagram @cinematecauruguaya.

 

Cinemateca Uruguaya

 

Comentarios